Hôtel Paris Place des Vosges
Información y reservas     +33 (0)1 55 73 00 00

Reserva rápida

Mejor precio garantizado

 

 

Buscar
un establecimiento

París DE NOCHE

Por la noche, la ciudad de la luz cambia de cara. A partir de las siete de la tarde y hasta por la mañana, la capital no duerme. Espectáculos, cabarets, discotecas, bares, restaurantes... Céline no es el único que viaja hasta el fin de la noche...

 

Bares elegantes, modernos, gais o abordables, la capital ofrece noches para todos los gustos. Al salir de uno de los numerosos espectáculos propuestos todo el año, siempre encontrará un restaurante abierto para comer algo cerca de las zonas con salas de conciertos o teatros.

 
Algunos barrios son especialmente festivos. En Bastilla, République, Saint-Germain-des-Prés, los Campos Elíseos, Mouffetard o Pigalle, vivirá noches filosóficas, atrevidas, amorosas, contemplativas o de fiestas desenfrenadas. Quedará seducido por esos lugares tan conocidos que ni siquiera hace falta nombrarlos. Todas las músicas suenan en el Moulin Rouge, el Queen, el New Morning, el Bains Douches, el Bus Palladium o el Baiser Salé. Soirées Carwash, Golden 80', Saturday Fever y Overkitsch le ofrecerán música rock, disco, tecno o salsa.

 
Si desea ir a una sala mítica, vaya al Crazy Horse, al Zénith, al Olympia o al Grand Rex. Más íntimos, el Petit Opportun, el Petit Journal, el Blue Note, el Caveau de la Huchette o el Chat Noir sabrán conquistarle. Sus ganas de París existencialista quedarán saciadas en el Procope, el Café de Flore, el Lipp o en Les Deux Magots. Y, los días de grandes partidos, numerosos pubs se animan, como el Auld Alliance Pub, en el distrito IV, el Lion’s Pub de la calle Montmartre, el Cork and Cavan, quai de Jemmapes, el Hetfeeld’s Pub en los grandes bulevares o los Cafés Oz, en varias zonas de París.

París DE NOCHE

 

 

 

Un crucero por el Sena iluminado, un extraordinario restaurante en la primera planta de la Torre Eiffel o una terraza en Montmartre en las noches de verano... el único límite lo marcará su imaginación.
 
Y, cuando llegue la hora de volver a casa, podrá tomar el metro hasta las 2:00 a.m. o a partir de las 5:30 a.m., tomar uno de los autobuses nocturnos (Noctilien) disponibles toda la noche, una bicicleta pública (Vélib') o, simplemente, un taxi. El trayecto forma parte de la fiesta: París by Night también es el ambiente endiablado de sus incansables calles.
 

Consejos y planes «París DE NOCHE »