Hôtel Paris Place des Vosges
Información y reservas     +33 (0)1 55 73 00 00

Reserva rápida

Mejor precio garantizado

 

 

Buscar
un establecimiento

Louvre - Rivoli - Saint Honoré

Ver el siguiente barrio

El agitado centro de París y la historia de Francia son uno. El Louvre, hoy en día uno de los mayores museos del mundo, también fue el palacio de los reyes. Eso explica el especial ritmo arquitectónico de los arcos de la calle de Rivoli, que marcaban los trayectos a caballo de la Corte.

Desde el suntuoso Ayuntamiento de París, pasando por la gótica Torre Saint-Jacques acabada de restaurar (punto de partida del camino hacia Santiago de Compostela), hasta la plaza de la Concordia, la calle de Rivoli traza el eje histórico de París. Une el Louvre con el Castillo buena parte del urbanismo de la ciudad desde el siglo XVI.

Por eso, está sembrada de numerosos monumentos: la estatua ecuestre de Luis XIV en el patio Napoleón, los arcos del triunfo del Carrousel y de la plaza de l'Étoile, o el Obelisco de la Concordia. A ellos se sumó la pirámide del Louvre del arquitecto Pei y, posteriormente, el arco de La Défense.
La línea 1 del metro, la más frecuentada del mundo, sigue la misma recta que la calle.

A lo largo de esta calle llena de historia los paseantes encontrarán, a un lado y a otro, el Bazar de l'Hôtel de Ville (BHV); el museo del Louvre y sus innumerables salas que relatan la historia del Arte desde la antigüedad hasta nuestros días (donde les sonreirá la Gioconda); el Georges Pompidou, con su arquitectura postmoderna de Piano y Rogers; Les Halles y sus eternas obras; un poco más lejos, varios clubes de jazz míticos, como Le Baiser Salé, Le Duc des Lombards o Le Sunset; el Palais-Royal y sus jardines sembrados de columnas Buren; la Plaza Vendôme y sus joyerías de renombre; la Comédie-Française, de obligada visita; y el Jardín de las Tullerías, que por sí solo merece un paseo, además de encerrar diferentes exposiciones de arte.

Deambular por las calles de Rivoli y de Saint-Honoré significa atravesar la historia de París. También significa pasar por importantes lugares de la gastronomía francesa, como Le Grand Véfour de Guy Martin, el Sur Mesure de Thierry Marx, el Carré des Feuillants de Alain Dutournier o el Crillon. Hay otros agradables establecimientos para descubrir, como Le Fumoir, Le Baudelaire o Le Dalí. El barrio de Louvre-Rivoli constituye el corazón de la capital, es París en su intimidad.

Lugares que no puede perderse
  • Ayuntamiento
  • Museo del Louvre
  • Palais-Royal
  • Patio Napoleón
  • Comédie Française
  • Plaza Vendôme
  • Tuileries
  • Plaza Concorde
  • Les Halles
  • Centro Georges-Pompidou